Los MENA llegan a Arbúcies

Los MENA invaden Arbúcies. Imagen de Google Maps

Los MENA llegan a Arbúcies

Desde hace unos días el municipio de Arbúcies se ha visto inmerso en un problema de seguridad relacionado con el colectivo de los MENA que preocupa a sus vecinos pero que se ha producido de una forma espontánea, sin que el Ayuntamiento puede hacer nada más que intentar prevenir posibles incidentes y evitar problemas mayores. Sufren lo que muchos otros Ayuntamientos, la caótica política de inmigración del Unión Europea.

Los MENA cuando cumplen 18 años de edad dejan de estar tutelados por la Generalitat de Catalunya a través de la DGAIA (Dirección General de Atención a la Infancia y a la Adolescencia) y se ven de repente de patitas en la calle.

A este colectivo se une el de los llamados Hombres Invisibles, que son los migrantes que logran entrar en nuestro País, bien saltando la valla de Melilla, bien navegando en patera hasta las Islas, y que después de pasar unos días en los CIEs son trasladados por la Administración a la Península donde legalmente «desaparecen» es decir se convierten en Hombres Invisibles.

Desaparecen para la Administración porque no tienen que alojarlos, ni alimentarlos, ni darles papeles, ni programas de integración, ni de formación…, pero no para los vecinos y para los Alcaldes de municipios como el de Arbúcies que ven que se instalan en la localidad, seguramente por el efecto llamada de otros que llegaron antes que ellos, decenas de MENA extutelados o de Hombres Invisibles con los consiguientes problemas de convivencia, ocupación de viviendas, e incluso delincuencia.

La entrada de migrantes por la frontera sur de Europa no es un problema que deban asumir las corporaciones municipales de los pueblos o ciudades donde se instalan estos migrantes, sino que es un problema de la Unión Europea. No vamos a entrar ahora en los programas, más o menos infructuosos, que consisten en invertir en los países de origen de estos migrantes porque se ha demostrado que sólo sirven para crear riqueza entre los gobernantes más corruptos de África y no para generar la riqueza que permita a sus ciudadanos quedarse a vivir en su tierra.

Tampoco vamos a juzgar la moralidad de las ingentes cantidades de dinero que Europa destina a regímenes como el de Marruecos o el de Turquía para subcontratar la vigilancia de las fronteras de la UE frente a la migración, ni si en estos países (con el dinero europeo) respetan los derechos humanos de los migrantes como deberíamos hacerlo los europeos.

Aquí el problema está en los migrantes que por los procedimientos que sean, han logrado llegar y que aparecen en nuestros pueblos y ciudades. Algunas organizaciones asistenciales locales, como Caritas y otras, les prestan los servicios de manutención y vestido más básicos, e incluso les ayudan de alguna manera con el alojamiento. Pero no es suficiente y, sin comerlo ni beberlo, el problema surge en las mesas de los Alcaldes, como el de Arbúcies, que sin poder hacer nada por evitarlos deben hacer frente a los problemas derivados de la convivencia entre los vecinos y los migrantes.

El pasado miércoles 20 de julio, el representante del Proyecto Hombres Invisibles, presentó su proyecto integrador a Pere Garriga, Alcalde de Arbúcies, ofreciendo la colaboración de la Fundación de Arte Social, que ayuda a la integración social y laboral de los colectivos en riesgo de exclusión y entre ellos los migrantes indocumentados.

Pere Garriga. Alcalde de Arbúcies con Josep Mª Reichardt. Foto del alcalde

Esta organización se inspira en el ejemplo de la artista internacional Lita Cabellut que pasó de pedir limosna por las calles de Barcelona a estar entre las artistas vivas más reconocidas del mundo.

La Fundación de Arte Social tiene el soporte del artista Ramon Llinas que cede el 50% de las obras que vende para financiar programas de integración y de ayuda a las asociaciones locales que cuidan de los migrantes.

El artista Ramon Llinas tiene obras de Arte Contemporáneo que se han expuesto en Italia, Israel, Sud África, U.S.A., Chequia, etc. y que pueden formar parte de la colección de Arte de cualquier consistorio, también puede vender reproducciones digitales numeradas de estas obras en NFT que los particulares, empresas e instituciones pueden adquirir para sí mismos o para obsequiar a sus familiares, clientes y amigos.

Etiquetas:
,
Sin comentarios

Publica un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies