Rotary Club de Blanes, cambio de Presidente

Rotary Club

Rotary Club de Blanes, cambio de Presidente

El pasado día 1 de julio, tal como es preceptivo, tuvo lugar el cambio de Presidente del Rotary Club de Blanes, el lugar donde empieza la Costa Brava, y de su Junta Directiva. El Presidente saliente el arquitecto Sr. Ferran Galvany, cedió el collar de su cargo al Presidente entrante, el empresario Sr. Walter Bilek.

El Rotary Club es un club de servicios a la comunidad, formado por profesionales y empresarios de cada localidad que de forma voluntaria se reúnen para mejorar las condiciones sociales y económicas de sus conciudadanos.

Los Clubes rotarios están agrupados en la organización Rotary International que reúne a los 40.000 Rotary Clubs de más de 200 países, con un total de más de 1’5 millones de socios. A través de su Fundación Rotaria, Rotary International consigue objetivos internacionales tan ambiciosos como la erradicación de la poliomielitis en el mundo.

Los cursos o años rotarios empiezan el primero de julio y concluyen el 30 de junio del año siguiente aunque el pasado año, debido a la pandemia de la COVID no se pudo renovar la Junta Directiva y el Presidente Galvany tuvo que repetir su mandato durante dos años consecutivos, cosa totalmente excepcional porque la idea en Rotary es que los cargos deben rotar como representa el emblema de la rueda rotaria que identifica a los rotarios.

A la ceremonia del día 1 de julio de 2022 asistieron, entre otras personalidades el Alcalde de Blanes, Sr. Àngel Canosa y su esposa, y el presidente de Caritas en Blanes que precisamente fue uno de los homenajeados con la distinción Paul Harris por su labor con los colectivos más desfavorecidos y en riesgo de exclusión de la población.

Otra distinción Paul Harris (Paul Harris fue el fundador de Rotary, en Chicago, hace más de 110 años) fue para el colectivo de damas que, cada año, ofrecen obsequios a los internos de las residencias de ancianos de Blanes.

El Alcalde Sr. Canosa recibió de los rotarios explicaciones sobre un proyecto para la integración de los migrantes que consiguen entrar en nuestro país por la frontera sur de la UE (bien sea en patera o saltando la verja de Melilla) y que después de unos días ingresados en los CIEs son trasladados a la península donde «desaparecen» oficialmente puesto que no tienen papeles, ni trabajo, ni planes de integración social, ni cultural… ni tampoco salen en las noticias.

Por eso a estos colectivos se les denomina como «Hombres Invisibles«. Estos migrantes causan problemas de convivencia en los municipios donde se recogen que tienen que atender los consistorios y las organizaciones humanitarias que con ellos colaboran, como el Rotary Club o Caritas, sin que las autoridades municipales tengan ninguna atribución, responsabilidad o ayuda por el hecho de que los migrantes han sido abandonados en su población. De hecho los «Hombres Invisibles» son bien visibles para los vecinos y el Ayuntamiento de Blanes que, sin comerlo ni beberlo, deben hacerse cargo de un problema que, por acción u omisión, les generan otras administraciones.

Etiquetas:
,
Sin comentarios

Publica un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies